Propuesta Educativa

El Colegio Mayor Roncesvalles, de la Compañía de María, pone al servicio de la juventud, su rica trayectoria educativa de cuatro siglos. Desde su identidad cristiana, su valoración de la persona y del mundo, en  diálogo con la interculturalidad, trata de:

  • Realizar un servicio de interés público. 
  • Colaborar al desarrollo integral de la chica universitaria. 
  • Cultivar una actitud de compromiso en la transformación de la sociedad.

Esta propuesta tiene como centro a la persona y respetando su libertad, trata de ayudarle en su proceso de desarrollo cultivando las dimensiones que la configuran.

  • Propiciando un ambiente de convivencia, tolerancia, respeto… trabaja la dimensión relacional.
  • Desde la ética de las profesiones, el compromiso del voluntariado, el contacto con realidades de marginación... incide en la dimensión social.
  • A través de situaciones en las que las universitarias se descubren como algo más de lo que se percibe a simple vista, trabaja la dimensión trascendente y la dimensión religiosa cristiana.
  • Subrayando todo lo que hay de verdad, bondad y belleza en cada persona y cada situación, favoreciendo el contacto con las diferentes artes, trabaja la dimensión espiritual.
  • Cuidando un clima de estudio, programando actividades complementarias a las diferentes carreras y facilitando el contacto con la cultura, la pluralidad de pensamiento, los acontecimientos sociales… enriquece la labor académica ayudando así al desarrollo de la dimensión intelectual. 
  • Con la valoración del ejercicio físico, las actividades deportivas y lúdicas, favorece el desarrollo armónico de la dimensión física.

Esta propuesta educativa cuenta con una pedagogía propia cuyos ejes son: 

La apertura a lo nuevo, la integración de lo diferente, el discernimiento, el compromiso con la sociedad y María, como referente de mujer creyente, son los dinamismos que la impulsan.

Solo en el ejercicio autónomo y libre de su formación, puede la persona recorrer los caminos del saber y progresar integralmente, por eso hacemos nuestra la frase de M. de Montaigne: “La vida no es en sí ni un bien ni un mal, sino el lugar del bien o del mal, según que la persona practique lo uno o lo otro”.

En Colegio Mayor Roncesvalles a lo largo de su trayectoria, ha ido adaptando sus instalaciones, servicios y actividades según la demanda y las necesidades de cada momento, tratando de garantizar la calidad de todos ellos.